DIF'actus

Anticipar el estrés térmico mediante la nutrición

22 noviembre 2022
-

Buena noticia, el precio de la leche sube mientras que el calor fuerte y los episodios de canícula se acercan. Según las previsiones meteorológicas, seguramente hará calor este verano y los animales lo sufrirán. 

De hecho, en vacas lecheras, cuando el índice de temperatura-humedad sobrepasa los 23 grados Celsius y una humedad del 70 %, las vacas sufren un estrés térmico ligero, que pasa a ser moderado más allá de los 27 y severo a partir de los 31. Ahora bien, estas son condiciones meteorológicas que se pueden dar con frecuencia en toda Francia. 

Las consecuencias de los fuertes calores

El grado de estrés sufrido por las vacas lecheras puede medirse mediante el Índice de Temperatura-Humedad:  

Cuando las vacas lecheras sufren estrés térmico, se observan numerosas consecuencias, especialmente una bajada de la producción y de el contenido de materia grasa en la leche. Las vacas que más producen y las vacas que acaban de parir son especialmente sensibles a los episodios caniculares, pero las vacas secas y las vaquillas también los pueden sufrir. De este modo, las caídas de producción lechera pueden alcanzar de 1 a 4 kg de leche por vaca. 

 

 

Las consecuencias del estrés térmico 

Las soluciones Difagri y las buenas práticas

Para refrescarse, las vacas tienen tendencia a beber dos veces más, por lo que algunas vacas consumirán más de 150 litros durante el día. Por ello, es necesario garantizar su acceso a un volumen suficiente de agua. Con tal volumen de líquido, el funcionamiento microbiano del rumiante se altera. 

Hay estímulos hormonales que tienen como origen la disminución del consumo de alimentos (hasta un 30 % menos). Es decir, las vacas lecheras rumian mucho menos durante estos períodos. El hecho de rumiar menos y de salivar menos favorece también la aparición de la acidosis ruminal. 

Difagri propone tres soluciones nutricionales para ayudar a sus vacas durante los períodos de estrés térmico, y que les permitirá mantener un equilibrio alimenticio aniónico y catiónico muy positivo con aportes de nutrientes de potasio, sodio y magnesio. 

Soluciones granuladas: OPTI CALOR
– OPTI CALOR: BACA de 5425 mEq/kg y contiene un núcleo de plantas específico que estimula la salivación. 

 

Soluciones en polvo: OPTI HOT y OPTI THI
– OPTI HOT: BACA de 8020 mEq/kg y contiene levaduras vivas LEVUCELL SC que estabilizan la flora intestinal. 

– OPTI THI: BACA de 10500 mEq/kg y contiene un núcleo de plantas específico que estimula la salivación. 

Las buenas prácticas durante el calor fuerte 

¿Y la calidad de la leche en todos esos casos? 

Según Collier (2012), en las regiones calurosas, la proporción de materias grasas puede ser, de media, inferior en un 0,4 % unidades, y la proporción de proteínas inferior en un 0,2 % en verano con respecto al invierno. 

Difagri también propone una gama de prebióticos, probióticos y aditivos galactógenos que permiten aumentar la producción de leche y/o influir sobre la composición de la leche, mejorando su aprovechamiento. 

La solución: VALOPASS 

Fuentes: Lait solutions / Formación Michel Vagneur 

Partager cet article sur :

Articles similaires

22 noviembre 2022
-
El aceite de hígado de bacalao se ha venido utilizando tradicionalmente en la alimentación de las vacas lecheras para hacer un «flushing» energético y vitamínico. Se distribuye durante un período de 3 a 5 días y aumenta los rendimientos mientras se dispone la reproducción.
22 noviembre 2022
-
Una buena alimentación puede ser suficiente para cubrir la mayoría de las necesidades nutricionales de los animales. No obstante, en algunas situaciones, el consumo de complementos alimenticios como los precursores de glucosa resulta indispensable.